Chef Don Schoenburg (Espanol)

1

By Robert Johnson
September/October 2009

Pregunte al Chef Don Schoenburg una pregunta y podras obtener una respuesta. Solo asegiºrese de estar preparado para escuchar la verdad porque no hace esfuerzos para evitar lo que hay que decir. Para el seri­a un desperdicio de su tiempo. Chef Schoenburg se sumerge completamente en lo que esta haciendo en el momento y este actitud casi lo condujo por un camino diferente de carrera a una edad temprana. Afortunadamente, para clientes del restaurante, el ha llegado a su propio destino como un chef y su comida realmente muestra que disfruta lo que hace.

Schoenburg es de California, pero fue a la escuela secundaria en un instituto militar de Nuevo Mexico, donde dice haber aprendido de su estilo intenso. Despues de su graduacion comenzo a aprender de la construccion. Como en todos los aspectos de la vida Chef Schoenburg, el absorbe todo lo que pudo sobre la construccion. No solo aprendieron a hacer su trabajo, pero tambien aprendio a hacer todos los demas a su alrededor. Esto lo puso en una posicion muy ventajosa. Si no podi­a contar con alguien para hacer su trabajo, el podi­a hacerlo por ellos. Asi­ que, naturalmente, el obtuvo su licencia de contratista y paso a dirigir su propio negocio de la construccion durante diez anos.

Despues de tanto tiempo en el negocio de la construccion de su cuerpo empezo a cansarse y decidio incribirse en la escuela culinaria. Su madre y su abuela, buenas cocineras, le enseno algunas cosas en la cocina y el penso que seri­a una buena opcion para el. Chef Schoenburg asistio a Le Cordon Bleu en Pasadena. Teni­a la esperanza de perfeccionar sus habilidades en la clase, pero se entero de que estaba mas avanzados de que los otros estudiantes. Despues de tomar en proyectos de lado para no aburrirse empezo a trabajar uno a uno con los instructores, ademas de su trabajo de clase regular. e’l admite que el trabajo extra que haci­a con los instructores es donde aprendio sus lecciones mas valiosas de la escuela culinaria. Dice que los instructors explicaban a el las razones de por que ciertos ingredientes se utilizan en los platos y en que momento durante el proceso de cocinar para utilizarlos con mayor eficacia.

Despues de graduarse de la escuela culinaria Chef Schoneburg acaricio la idea de volver a trabajar en la construccion. Esta idea fue de corta duracion y no lo hizo. Trabajo en un par de restaurantes mientras que asitio a la escuela culinaria. Esto hecho, junto con su educacion culinaria, seguramente le permitiri­a obtener un buen trabajo en una cocina. Desde aqui­ el curriculum vitae de Chef Schoenburg lee mas como el programa de giras de una banda de rock. La primera parada fue en Las Vegas. Trabajo en Gallagher’s Steakhouse, donde, de manera ti­pica, supo no solo como hacer su trabajo, sino tambien como hacer de todos los demas a su alrededor tambien. Durante su tiempo en New York, New York, tambien trabajo en Nine Fine Irishmen, su primera posicion de Sous Chef. En total, paso aproximadamente un ano y medio en el casino acumular tanto conocimiento de la industria como sea posible.

Luego paso seis meses en Lake Havasu, NV luego se mudo a Mount Dora, FL, donde esperaba para hacer su sueno de vivir en el Caribe en una realidad. Mientras tanto, trabajo en Pisces Rising de alrededor de quince meses y acumulo importantes reconocimientos como: Mejor Restaurante en la zona de Orlando, Mejor Entrada, y el mejor postre. Salio de Mount Dora de Key West y abrio su propia panaderi­a llamada Sugar Plum Fairy Bakery. Chef Schoenburg corrio la panaderi­a cerca de un ano hasta que el huracan Wilma destruyo el establecimiento y tuvo que marcharse.
La siguiente parada de la gira fue en California a Tradition de Pascal como Chef Ejecutivo. Esta fue otra oportunidad para Chef Schoenburg para adquirir conocimientos. Esto le valio una reputacion Buena que se le pidieron a venir a Leatherby’s, parte del Grupo de Restaurantes Patina. Esto le ofrece la oportunidad perfecta para mostrar su estilo ardiente y sincera. Las opciones del meniº como la hamburguesa de uapiti­ y un estofado de conejo no desmienten su pasion por la intensa y la sofisticada.

Buena chefs saber que cosas que la gente quiere comer mas. Saben nuestros placeres mas culpables y efectivamente puede explotar en sus creaciones. Por esta razon, es reconfortante saber que el Chef Schoenburg goza de hotdogs y papas fritas con queso, todos de la 7-11. e’l es un cocinero real de la gente, para la gente. Chef Schoenburg admite que ahora siente que por fin ha “llegado” y que se ha ganado su lugar en la industria culinaria.